Revista Endémica

Cultura

La nueva ministra de Cultura y su aporte al Maule

Por Claudia Araya

El Presidente electo Gabriel Boric confirmó este viernes, uno de los nombres que más venían sonando para ocupar el cargo en el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio. Julieta Brodsky de 38 años, será la futura autoridad y el sector a nivel nacional y regional deja ver su alegría a través de redes sociales.  Días antes  la propia Julieta publicó un resumen de varios estudios en Ciper, en donde analiza este cargo y a quienes lo han ocupado en este último período presidencial. En “El legado en Cultura de Sebastián Piñera” hace un llamado, que sin saber-o tal vez sí- se convertiría en su propio desafío: “Esperemos que el próximo gobierno lo facilite (el camino hacia una democracia cultural y una sociedad de respeto a los derechos culturales) y retome el camino de transformaciones que el campo cultural necesita”.

Su historia profesional ha estado vinculada a este sector, y eso aunque parezca perogrullo, se agradece porque no siempre ha sido evidente. Esta vez la futura ministra sabe de políticas públicas, de legislación, de presupuestos de este sector y sobre todo conoce la realidad de las y los trabajadores de las culturas, de hecho también sabe de la realidad maulina. Desde su cargo en la OPC,  fue parte de un proyecto que durante el 2018 realizó el Taller aplicado en Mediación Cultural en Talca y Curicó. Una de sus compañeras de equipo, Carolina Loren, quien fuera la coordinadora regional del Proyecto Trama desde el 2014 al 2017, y luego socia de la Corporación Cultural Tramados, recuerda de esta experiencia: “Julieta fue parte del equipo, ella vino a la región, nos estuvimos apoyando y resultó bastante bien. En este proyecto, financiado con fondos de Cultura, cada una aportaba, Julieta lo hacía con la sistematización, generando evidencias y sobre todo haciendo propuestas”.

Coincidentemente también conocí esta instancia,  ya que fui parte de este curso que se desarrolló en el Centro de Extensión de la UTAL en Talca. Fue una gran experiencia en la que por primera vez supe del nombre de Julieta Brodsky, y aunque no la conocí en persona, sí comencé a saber de su trabajo y su aporte a esta materia.

View this post on Instagram

A post shared by TramadAs (@tramadoscultura)

Para Carolina, el aporte de la futura autoridad y de la red de trabajadores de la cultura a la región fue significativo. “Siendo maulina siento que se mejoraron algunas condiciones, Trama (financiado por la Unión Europea)  fue muy bien evaluado y se marcó un antes y un después, porque además de entregar herramientas para el mundo de la cultura, también entregó una agenda con propuestas para mejorar el mundo cultural y las condiciones laborales.  Ella era la parte pensante, la que – desde su formación de antropóloga y siempre muy ligada al mundo cultural, podía sistematizar y analizar, y tenía esta visión macro desde cómo ha ido evolucionando desde la precariedad total hasta ir mejorando de a poco ciertas condiciones”.

Carolina, quien reside en Talca y actualmente se desempeña en el mundo de la docencia, cuenta que hoy fue un día muy emocionante “estaba escuchando la radio y cuando la nombran me emocioné, porque siento que es una excelente elección. Es una mujer súper trabajadora y tiene un carácter bastante mesurado. Ella conoce las dinámicas de las relaciones, tiene la visión desde la metropolitana, pero también desde regiones, como lo es el Maule y Antofagasta.  Creo que ella también va aportar a poner en valor el rol de las y los trabajadorxs de las culturas. Eso es clave, porque yo creo que han estado siempre en segunda línea, a veces mal remunerados,  y el fuerte será cómo las políticas públicas van a ir mejorando las condiciones. Ella tiene una visión amplia y comunitaria de país, en eso ella se maneja súper bien.  En términos humanos, está muy en sintonía con el discurso del presidente, ya que tiene esa capacidad de diálogo, de escuchar, de llegar a acuerdos con participación. Julieta por la trayectoria que tiene va a ser un gran aporte, siento que va a dejar una huella importante al valorizar el mundo artístico cultural y a sus trabajadoras y trabajadores”.

Quien también ha desarrollado talleres con tramados, es la actriz Coté Rivara, de la Compañía maulina Pat Coté, quien hoy al saber la noticia nos comentó: “Yo estoy muy feliz que Julieta Brodsky sea la nueva ministra de cultura, me da tremendas esperanzas, porque ella es una mujer súper capaz, muy inteligente y sobre todo que sabe del mundo de la cultura y no solamente en Santiago sino en regiones, la experiencia que ella tiene de trama y tramados es súper importante para hacerse un diagnóstico, si bien no de todas las regiones, pero un diagnóstico regional importante,  alguien que sabe de política cultural, de gestión, que sabe trabajar en equipo y que son habilidades súper importantes para poder enfrentar un ministerio y los nuevos desafíos del arte y la cultura, sobre todo para generar acciones que puedas proteger a las y los artistas”.

Desde Linares quien ha compartido algunas instancias con la futura ministra, es el gestor y director del espacio cultural La Pala, Jorge Muñoz Castro, quien ante la noticia manifestó. “Tengo altas expectativas con el nombramiento de la nueva Ministra. Me parece un signo positivo. En este sentido, esperaría que logre reordenar el presupuesto nacional para asignar más dinero a estos ámbitos y reestructurarlos. Tareas urgentes: descentralización; cambio del sistema de concursabilidad. La precariedad de los artistas es un tema para resolver con mediana urgencia, y hay que pensar esta solución más allá de solo los fondos concursables. La  nueva ministra de las culturas, las artes y el patrimonio cuenta con las competencias necesarias para llevar adelante el desafío y las altas expectativas del sector cultural. Su conocimiento de la realidad del sector se ve expresado a través de su trabajo en el Observatorio de políticas culturales, y otros proyectos como tramados.org”.

 

Julieta y su experticia en el área cultural 

Julieta Brodsky Hernández  es antropóloga social y cultural de la Universidad de Granada (España), y egresada del magíster en Antropología Urbana de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano. Diplomada en Promoción y Gestión de Derechos Culturales, y desde 2011 ejerce como directora de Investigación del Observatorio de Políticas Culturales (OPC). A su vez, también es socia de la Asociación Cultural Tramados.

Brodsky sabe de la realidad de las y los trabajadores culturales y de políticas, de hecho es coautora de dos estudios publicados sobre el área: “El escenario del trabajador cultural en Chile” y “El papel de las políticas públicas en las condiciones laborales de los músicos en Chile”.

View this post on Instagram

A post shared by TramadAs (@tramadoscultura)

Comparte:

Twitter · Facebook · Link