Revista Endémica

Destacados

Vane Bravo: la contrabajista maulina que rompe estereotipos

Por Claudia Araya

Mientras participa en diferentes proyectos musicales, avanza en su propuesta personal “Vane Bravo Trío” con miras a sacar su primer disco.

Vanessa Bravo Poblete es guitarrista, contrabajista y cantante talquina. Desde hace algunos años es guitarra eléctrica y voz en la banda All Jazzera, Bajista del proyecto Pájaro Provinciano y guitarrista en La Marraquette Gypsy Jazz. También participa como músico de sesión en distintas agrupaciones en el ámbito folclórico, popular y docto, además de haber sido parte de la Orquesta sinfónica juvenil de la Universidad de Talca. En el 2018 comenzó a desarrollar su proyecto solista “Vane Bravo Trío”.

“La música además de ser mi profesión tiene la habilidad de hacerme bien, es inmediata, sucede en el momento, es una forma de expresión sensorial súper completa, lo cual da la posibilidad de expresar emociones más complejas. Es mi único constante”, manifiesta.

Fotografía: Miguel Martínez

De pequeña recibió la influencia de su mamá, quien cantaba en un conjunto folclórico. Vane tenía 7 años cuando comenzó a tocar la guitarra. A los 9 entró al Liceo de Cultura y Difusión Artística de Talca y allí sus posibilidades se expandieron. Probó todos los instrumentos de cuerda que pudo: guitarra, charango, cuatro, tiple, bajo acústico y ukelele. “Me llamó la atención y me era fácil”, cuenta la música, quien recuerda que tocaba principalmente cuerda latinoamericana.

Cuando salió del colegio tenía claro lo que quería estudiar, aunque no fue una decisión sencilla de tomar. “En el corazón uno sabe, pero a la mente consciente cuesta más convencerla, yo sabía que me quería dedicar a esto, pero la música es cara y mi familia no me podía pagar esto. A los 12 años tuve una mini crisis por pensar que no podría hacerlo. (Pero) ya se sentía, ya lo sabía desde muy chica”.

Estudió guitarra eléctrica, luego Interpretación y Docencia Musical y se especializó en el Contrabajo. También tomó clases con una gran maestra de canto popular.

Respecto a sus estilos e influencias cuenta que partió muy fuerte con el folclore, ritmos chilenos y a medida que fue creciendo se acercó al rock, metal, metal progresivo, de ahí pasó al jazz. “El viaje sería por la música latina, el rock y el jazz. Uno se da una vuelta larga por aprender técnicas extranjeras, hasta que llega un punto de creación en donde es importante regresar al origen y reconocer aquellos ritmos, músicas, melodías que realmente marcaron tu identidad artística. Soy talquina, maulina, me crié con el folclor, indudablemente eso me va a traspasar… Para mí es importante nunca alejarme de los ritmos latinos, y ahora estoy muy contenta porque en la colectiva feminista Hilo Rojo, tengo la posibilidad de tocar bastantes de estos ritmos”, comenta.

Fotografía: Soledad Aravena @soredar

Vane Bravo Trío: volver a lo natural

En 2017 comenzó a estudiar contrabajo de manera más sería y ahí se planteó un repertorio solista con algunos arreglos musicales para bajo y voz, comenzando así a presentarse en esta modalidad. “En ese periodo estaba haciendo canciones con el ukelele, así que hice los arreglos para el contrabajo y grabé 2 maquetas que me permitieron visualizar mis canciones en formato banda. En el 2018 decidí trabajar con Nicolás Soto en la batería y quedó super bueno, después en 2019 tuve otro evento y ahí invité a varios amigos músicos con los que fui tanteando el formato trío…

“Para mí el formato trío es volver a lo natural”

Desde ese evento se dijo: “Ya está bueno, tengo que hacerme una banda para mis canciones”…  y durante la pandemia comenzó a hacer arreglos, a armar una maqueta y decidió invitar a Eduardo Garrido. “El Lalo es mi compañerito de toda la vida, estamos afiatados”.

Canciones college para no morir de amor

Las letras de sus canciones son como historias, anécdotas, un proceso creativo en conjunto con su amiga Mariana Riquelme Pérez, artista visual talquina, radicada en Buenos Aires, compañera de la escuela desde muy pequeña. “Ella me juntaba textos de sus obras y fui haciendo un collage a partir de conversaciones que teníamos. Comenzaron a salir canciones que tienen que ver con la crisis del romanticismo, de los roles, de lo femenino, lo masculino.  Nosotras tratamos de hacer canciones románticas en un contexto muy siglo 21 donde ya nadie se muere de amor”.

Una técnica que nos recuerda el “Cut up” nacida en los años 50, y que grandes de la música como David Bowie y Kurt Cobain utilizaron de inspiración para componer y dar forma a sus canciones.

La Vane no toca como hombre: Por una escena sin misoginia 

En épocas de la vieja escuela era común escuchar comentarios misóginos del tipo “la Vane toca como hombre”, patrones que han ido cambiando según cuenta la propia artista. “Lo que pasaba antes en los ambientes de música popular era que el 99,9 % eran espacios masculinos, así que como músico una tenía que “masculinizarse” de alguna forma, adoptar la actitud de los compañeros. Ahora hemos tenido que re educarnos. “Hoy me hace feliz trabajar en equipos diversos, de igual a igual. No me siento como una isla, espacios donde se puede confiar en la moral de sus compañeros y se puede estar segura”.

Fotografía: Soledad Aravena @soredar

¿Qué ha significado el circuito de la música en tu carrera?

El circuito de la música era lo que necesitaba para darle un impulso a este proyecto, que viene a profesionalizar el trabajo de unos 6, 7 años, desde que comencé a hacer estas canciones y ahora estoy concretizándolo. Por muchos años he sido música de sesión, con harta gente, pero también -y desde siempre- tenía la inquietud de hacer lo mío. Ahora estoy feliz de ponerlo en marcha, este año ha sido el año de lanzamiento del trío. Yo siento que los chicos están haciendo un trabajo de verdad, que realmente están apoyando a estos 5 artistas. Nos han compartido muchas cosas que son tan necesarias y que no te las enseñan en la academia, que van a hacer que puedas mantenerte en esto.

Vanesa Bravo es una de las artistas participantes del Circuito de la Música de Fundación Comunidad Artística del Maule CAMAULE, liderada por Loreto Aravena y Ricardo “Pájaro” Provinciano en convenio con el Programa de Fortalecimiento de la identidad cultural regional del MINCAP.

Actualmente su sueño más urgente es el disco, “Me gustaría montar un disco que me permita girar, salir a rotar esta música por el país y por fuera, es el sueño de mi carrera”.

Fotografía: Soledad Aravena @soredar

 

Comparte:

Twitter · Facebook · Link