Vámonos de Aquí: Literatura para re comenzar

Literatura  · 4 Abr, 2021

Una panadera decide raptar a Benjamín Vicuña cuando se entera que su personaje va a morir en el último capítulo de la teleserie, un gótico empieza a trabajar en un fono erótico tras conocer fortuitamente a una prostituta; una ex pareja hace match por Tinder, pero  tras el reencuentro se dan cuenta que no son compatibles, y hasta un escritor que no quiere escribir la biografía de Lucho Jara. Historias que son parte de Vámonos de Aquí, primer libro de Andrés Videla, viñamarino radicado en el Maule.

Un libro que cuenta con personajes de la cultura pop,  relatos escritos desde la comedia y con mundos narrativos originales y particulares. Fue lanzado a principios de este año, y logró salir a la luz desde la llegada de Andrés hasta Colín, su nuevo hogar en la VII Región.

Capítulo 1: La relación con Colín

La primera vez que Andrés visitó Colín tenía dos meses de vida. Su papá y toda su familia son de Talca, su abuela tenía una casona de campo de 1890 en esta localidad ubicada a 15 km de la capital maulina, así que todos los veranos y feriados las vacaciones eran en este lugar.  Andrés, periodista de 38 años estaba radicado en Santiago trabajando en guiones de  televisión, también estudió creatividad en Argentina y ahora hace un año, todo llevó a que tomara la decisión de venirse a  vivir a la histórica y significativa casa de su abuela.

Capítulo 2: Andrés y la escritura 

La relación de Andrés con la escritura, o más bien con crear historias,  viene desde que era niño, “Desde que tengo memoria me encanta inventar historias, aunque es algo que se ha dado progresivamente. A mis seis años, le cambiaba los nombres a mis Gi-Joe e inventaba historias con ellos. Luego, ya más adolescente nacieron mis ganas de escribir teleseries, aunque sólo quedó en eso, en las ganas, porque la verdad es que en esa época nunca me senté a escribir algo. Ni una línea, todo lo tenía en mi cabeza. Recién estudiando periodismo, empecé a motivarme con la escritura como tal y así fue como todas esas historias y personajes que alguna vez inventé en mi infancia, y que seguían en mi cabeza, terminaron escritas en un papel. Y luego de unos años, decidí especializarme primero en guión y después en narrativa”.

El cv de Andrés cuenta que es periodista y máster en guion. Además estudió literatura (una licenciatura) y creatividad (en Argentina). Lleva casi 10 años trabajando en televisión (programas para Canal 13, Canal 13 Cable, TVN, CHV, Mega y UCV. Actualmente, están transmitiendo Corazones, una serie documental para el 13 Cable. Agrega que también fue parte del área de ficción del 13, en donde formó parte del equipo de guionistas que escribió la teleserie Chipe Libre. Además, durante 5 años perteneció a la comisión evaluadora del CNCA (Consejo Nacional de las Culturas y las Artes) y del CNTV (Consejo Nacional de Televisión), evaluando proyectos de ficción y no ficción. Y hace 6 años que imparte clases en el Campus Creativo de la universidad Andrés Bello.

¿Y cómo fue la experiencia de crear guiones para tv? 

Mi paso por el área de ficción de Canal 13 me hizo crecer como escritor y guionista. Es un trabajo entretenido, pero agotador. Tienes que escribir varias horas al día, durante un año o más. Por lo que no solo debes ser creativo, sino que también escribir rápido. Y a eso súmale la presión del rating. Porque quizás los guiones pueden estar muy bien escritos, pero si no marcan rating, no sirven. Y si bien esa presión hizo que me alejara de la televisión, gracias a ella pude adquirir el rigor de la escritura que me permitió sacar un libro.

Capítulo 3: La historia del libro

La historia con respecto a su libro en tanto comienza una vez que quedó seleccionado en el taller de escritores de Pablo Simonetti, “Estando allí, había que escribir cada cierto tiempo un cuento. En esa época trabajaba para Chilevisión y el primer cuento que presenté tenía como personaje a Benjamín Vicuña. Y el siguiente cuento, como para seguir la línea del primero, decidí que también aparecería un famoso. Así fue como se me ocurrió que apareciera Marlon Brando y en ambos cuentos tomé la fama como dispositivo narrativo. Y así fue como empecé a construir este libro con la idea de hablar sobre la fama y utilizando personajes reales. Como yo trabajaba en televisión y me había tocado viajar casi por todo Chile haciendo casting, empecé a darme cuenta lo que significaba la fama para los no famosos, para muchos de ellos llegar a la tele significaba un logro, cumplir sueño. Y paralelo estaban los famosos, los rostros, que tenían una relación de amor y odio con la fama. En fin, sentí que el concepto “fama” era un buen dispositivo narrativo. Y a medida que escribía el libro, me di cuenta que mis historias no solo hablaban sobre eso, sino que también eran historias de amor y de un re comienzo gracias al encuentro significativo con una persona” cuenta Andrés.

Vámonos de aquí: ¿De dónde hay que irse o hacia dónde…?

Más que irse de un lugar X, es un llamado a un re comienzo. A volver a empezar, pero esta vez entendiendo quién eres y qué es lo que realmente necesitas para ser feliz. El libro en un comienzo no se llamaba así, se llamaba Match (que es el título de uno de los cuentos), pero estando en el proceso de edición con el editor, nos dimos cuenta que quizás ese nombre no reflejaba el concepto del libro. Y mientras pensaba en un nuevo título, me di cuenta que en la mayoría de las historias los personajes se terminaban yendo a otra parte o decidían volver a empezar o simplemente se alejaban de un lugar donde no eran felices. Así fue como el libro terminó llamándose Vámonos de aquí.

¿Cómo fue el proceso creativo, cuánto tiempo duró y cuándo se publicó?

Desde que empecé a escribirlo hasta que se publicó pasaron alrededor de 3 años. No es que haya estado los tres años escribiendo sin parar, por el contrario, los dos primeros años escribía cada vez que tenía algo de tiempo y como cada vez tenía menos tiempo, la verdad es que escribía bastante poco, pero el último año, me decidí a terminarlo y empecé a levantarme todos los días a las 5.20 de la mañana. Me hacía un mate, encendía una vela y me sentaba a escribir de 6 a 8. Así estuve unos 4 meses hasta que logré terminarlo.

El libro se publicó en febrero de este año y está a la venta en la página de la editorial www.losperrosromanticos.cl,  en la librería popular de Recoleta y Cerro Navia (Recoletras y Cerroletras), en la librería El Antro de El Tabo y en las librerías Catalonia, Bookland, Bros Librerías, Librería Feliz, Casa Fantasma, Gato pez, Nueva Altamira, Qué leo (Ñuñoa), Qué leo (Tobalaba), Takk, Truman Libreros, Librería Secreta, Letras Nómadas y en Gato Caulle (Valdivia).

Capítulo 4: No sólo uno sino dos 

Ahora, instalado ya en la casona de su abuela en Colín y con una nueva disciplina para escribir,  Andrés está empezando dos libros:  “Estoy en la etapa de investigación, así que terminando eso, ya podría estar en condiciones de ponerme a escribir. Por ahora, puedo adelantar que uno es sobre un asesinato en un apacible pueblo de la región del Maule y el otro cuenta la historia de una joven vasca que se escapa de España en plena guerra civil. Además, estoy terminando de escribir un guión para una película”. 

“La verdad es que desde que me vine a vivir a Colín que siempre estoy escribiendo, trato de hacerlo a diario, independiente de cuando se vaya a publicar el libro o de cuando se vaya a grabar la película, escribo al menos una hora todos los días”. 

Haberme venido a vivir a Colín ha sido una muy buena decisión. Este tiempo, ha sido como volver a la esencia de la vida, a disfrutar de cosas simples, a vivir al ritmo de la naturaleza y a sentir paz.

Desde la Línea del Tren de Colín

 

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *