Juegos de Mesa Editorial 8 Sur: El proyecto lúdico maulino creado a partir de los recuerdos de infancia

Entrevista  · 27 Abr, 2020

Andrés, David, Juan Pablo y Miguel son primos y desde pequeños  -mientras compartían sus vacaciones- fueron desarrollando sus propias formas de entretenerse. Crearon blog, revistas y juegos que adaptaron con sus propios códigos y el humor como un imponderable de esas aventuras.  Ya de adultos cada uno con sus profesiones se dieron cuenta casi de manera fortuita de la oportunidad que tenían y emprendieron su propio negocio familiar abocado a los juegos de mesa, ellos son Editorial 8 Sur  y desde 2018 han desarrollado diversas propuestas, siempre pensadas con una mirada regional y buscando que con ellos se puedan generar dinámicas para compartir, imaginar y aprender.

The Tourist, un juego de rapidez para aprender inglés, En mi Gobierno, una trivia para recordar los legados de los gobernantes, Versus: set de cartas de grandes deportistas mundiales, Zombie Coqueto, Jungle e Hispania son los juegos que hasta ahora han diseñado y fabricado en Talca.

Conversamos con Miguel y David, ambos con un torrente de energía y mucha convicción, nos compartieron esta historia que comienza en Vilches, en esos veranos familiares, sin internet y muchas hojas en blanco que sirvieron como insumo para sus aventuras e imaginarios infantiles.

-¿Desde cuándo el juego de los primos “Guerrero” se convierte en una idea de negocio?, ¿Cómo surge?

Hay partes fragmentadas en el tiempo, pero el juego en  los primos siempre ha estado. La creación del juego se fue dando en los veranos, en las  vacaciones, en las que con harto papel fuimos generando otras instancias, y porque el juego tiene un imaginario. Desde pequeños hicimos adaptaciones de viejos juegos y transformábamos personajes. Aprovechamos el humor y lo trajimos del imaginario a la realidad más cotidiana. De Clue, siendo  muy chicos, sacamos nuestro  primer proyecto pseudo serio, al que denominamos Desastre. Ese fue nuestro primer proyecto editorial aunque no lo era formalmente.

En ese momento nadie se lo imaginaba, era un juego que no se vendía era solo para nosotros, y lo fuimos adaptando. Lo mandamos a grabar, la idea era pasarlo bien un rato, pero se convirtió en algo serio. Vino un Sercotec, y el paso fue tomar el camino seriamente, ¿cómo continuábamos ese proyecto? Con el fondo compramos las primeras máquinas para fabricar los juegos que se ofrecerían más adelante. Esa conexión entre Desastre y el Sercortec, fue muy impensada. Llevamos el juego a unos amigos y lo pasaron tan bien que nos pidieron una versión para ellos. Uno de los primos se preguntaba cómo pudo suceder esto si el juego era tan personal entre ellos, ahí estaban sus propios códigos y la respuesta estaba en el humor, eso  es lo transmisible.

Todas las ideas se han basado en el humor que partió desde chicos. Eso ha sido lo que nos dio frutos.

 

¿Cómo es el proceso creativo de un juego y cómo nacen las ideas?

Alguien dice una frase, provoca risa y esa frase se ve complementada y luego comienzan las ideas, siempre desde una frase chistosa… de hecho con el zombie coqueto, queríamos hacer otro juego de la cabaña en Vilches que hacíamos cuando pequeños,  pero alguien dijo algo del zombie coqueto y  aunque no tenía sentido lo fuimos construyendo con nuestro imaginario. El lugar donde caminábamos en nuestras vacaciones, fuimos dibujando,  recordando a esas personas que veíamos  y ese fue nuestro primer juego, de ahí comenzaron a surgir otras ideas. Recordamos con cariño esa historia del zombie, porque aunque no tiene sentido nos gusta que así sea.

Traerlo al lado de lo coqueto, esos elementos son característicos de las tonteras que hablamos, nos llama la atención el contraste, es reflexionar sobre muchas cosas, no solo pasar el rato. Hay elementos visuales, y los juegos vienen con ese planteamiento, esas frases que resuenan.

Las ideas viajan de lo que tenemos  a mano, con experiencias personales y los elementos técnicos, no mandamos a producir a otros países, y esa fue una gran reflexión. Y en estos tiempos nos genera más sentido el haber tomado la decisión de fabricarlos aquí.

También decidimos hacer venta directa, para mostrar la editorial como es, ya que el sector es pequeño, fácil de conocer. Representa lo que somos como familia, una extensión de nosotros.

La creación de un juego tiene que ver con diferentes elementos, desde qué es lo que se mira, los colores, todo va mezclándose con la experiencia sensorial. Cada juego va teniendo su propia exigencia. Pero siempre manteniendo la idea que se pule y se defiende, y de la cual se van mirando sus procesos  hasta cómo termina, que sea una experiencia enriquecedora desde la idea hasta la realización.

Un realizador de Cine, un Arquitecto, un profesor de Historia  y un Profesor de Inglés ¿Cuál es el rol que asume cada uno en este proyecto?

Profesionalmente somos una cosa, pero como persona somos otros y esas capacidades las conocemos muy bien entre nosotros. Está el que le gusta ser meticuloso y estudioso de las cosas que ve, otro que es capaz de leerlo todo para saber sobre de un tema, y otro que es hiperquinético, que empuja con fuerza el tren hacia adelante. Cada uno asume otros roles. Hay diferentes líneas, y eso nos parece muy bonito.

Los proyectos como son un aspecto nuevo, cada uno va presentando sus propias características, y ahí los cargos van rotando, van cambiando.  El trabajo de la editorial es nuevo, pero es así en general. Estamos viviendo un auge muy interesante, en donde cada uno ha estado presente con su estilo, una forma de ir conociendo aspectos nuevos.

Funcionamos con las 4 miradas  y somos muy exigentes entre nosotros. Nos vamos empujando. Hemos impreso 5, 6 juegos, ahora estamos trabajando en 3 más, pero la cantidad de juegos en carpeta es abismante, porque cada uno trae sus ideas, y  los juegos son maneras de hacernos reír. Hay un montón de ideas esperando en la fila para salir.

¿Hacen testeo en otras personas para probar los juegos?

Intentamos hacerlo, no siempre podemos. Lo probamos entre nosotros mismos, hay cierta confianza en nuestro humor. Confiamos en que si nos parece chistoso puede parecerles chistosos a los demás. Hay algunos juegos educativos que se han probado en aula. Uno que se probó en una universidad. Es una mezcla, pero sobre todo mucha confianza en que lo que hacemos.

Todo juego tiene una etapa larga, primero formulamos  bien la experiencia del juego, tenemos la ventaja de que somos cuatro miradas y ahí vamos mirando con nuestros  mundos.

Los juegos que tienen relación con el área educativa, han sido testeados por los profesores. El proceso es ventajoso en ese aspecto porque contamos con personas del mundo educativo.

Y los recreativos ahí ya tenemos otras líneas, es importancia cada una de las etapas y saber cuándo un juego está listo para ser producido.

Yo desde el cine, lo veo como con un guión, el cual que no está listo hasta que se graba, dice Miguel.

 

¿Utilizan el juego en sus reuniones de pauta?

Tenemos una oficina en el centro de Talca, ahí nos juntamos una vez por semana (por lo menos antes del virus) y ahí llegamos bailando, contando chistes.  Llegamos con el mejor humor posible, es un momento de dispersión, cada uno tiene sus cosas que hacer. Es una excusa para vernos y partimos siempre con  chistes, pero tenemos una campana de hotel y cuando suena comenzamos formalmente. Nos organizamos con pautas para que la reunión no sea infinita. Intentamos jugar, hay algunas veces en donde solo hacemos eso, probamos juegos, los analizamos y vamos aprendiendo de todo eso. Hay varios tipos de reuniones, pero el humor siempre está.

 

¿Cuál es la identidad que define los juegos de  Editorial 8 Sur?

Es como un cuadro que no se termina de pintar, que recién comienza, tenemos nuestros primeros bocetos. Yo siento que estamos formulando y siendo cada día más conscientes, ahora lo veo como una proyección de dónde queremos ir. La identidad está en una etapa de realización. Tenemos pensados tres juegos educativos, entonces tenemos las ganas de empezar en esa área, entrar para demostrar que sí se puede aprender y disfrutar al mismo tiempo. Queremos transmitir la sensación de pasarlo bien y que no te des cuenta de que estás aprendiendo.

Cada uno va ir aportando, nosotros vamos a estar enfocados en cuestionar y llevar el cuestionamiento, llevar la reflexión. La sencillez del juego y del humor que no se pierda, que son básicamente como nuestras reuniones, a lo que puede entrar fácilmente, de una conexión profunda con las emociones y elementos que son parte de nosotros y nuestros gustos.

¿Cuál es el aporte de  los juegos de editorial 8 sur en el ámbito educativo?

Uno puede aprender sin darse cuenta, pasándolo bien. Muchos consideran que aprender es algo tedioso, yo creo que es lo opuesto y cuando estamos en esto buscamos eso, que cada juego haga que no sea tedioso aprender. Existen mil maneras de hacerlo, que tal vez hay maneras que hoy se hacen y que podrían darles una vuelta. Yo creo que es esencial darse cuenta de que saber cosas es bacán y además saber cosas de otras maneras, a uno le quedan cosas grabadas por chistes. La editorial está para cuestionar que existen otras formas lúdicas y que permiten mayor interacción o risas.

Los juegos tienen eso de que transforman el espacio tiempo, uno puede sentirse que pasa más rápido o lento. Y transforma la linealidad y lo hace con elementos gráficos, con las reglas del juego, para jugar hay que respetar las reglas y una vez que lo hacemos surge el juego, uno va tomando un rol y dentro de esa posibilidad también es una herramienta  de ser humano. Es comunicación y hemos aprendido mucho jugando, entonces el juego es un elemento cultural muy importante desde siempre. Todos fuimos estudiantes y buscamos resolver desde esas experiencias. Lo que me gusta es que puede conectar una buena experiencia, una saludable y el conocimiento que puede estar. Que puedas compartir con tus compañeros puede ser útil en convivencia escolar. Un juego puede ayudar a conectarse con sus recuerdos, pasar la información hacia un aspecto bibliográfico. No están peleando por una nota, están jugando.

Los juegos de mesa van a poner esa postura de algo que pueda ser un desafío, de que es entretenido aprender. Estamos defendiendo el juego, creemos que podemos ser mejores si lo haces desde el juego.

¿Qué juegos recomiendan para estos tiempos de confinamiento?

Creo que en esta cuarentena lo más importante es jugar, si algo nos ha enseñado esta situación es lo fundamental de muchos tipos de actividades, donde el juego tiene un papel fundamental en cuidar nuestra convivencia. Así que vemos muchas opciones,  juegos de mesa modernos como dixit, o naipes tradicionales, y si no, existen una modalidad de juego para imprimir y jugar (play & print) que muchas editoriales están compartiendo.
De cierta manera cuando pequeños, nosotros pasamos nuestros veranos en una cabaña en la cordillera, inventando juegos con papel y cartón, así que no hay límites para entretenerse.
Por lo mismo, creemos que lo más importante es mantener la mente con desafíos y emociones nuevas.
Eso puede ayudar mucho en esta época.

 

¿Quieres conocer los juegos de Editorial 8 Sur? Búscalos en 8sur.cl y redes sociales.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *