Líbranos del Mal: buscamos reventar cerebros para abrir corazones

Entrevista  · 12 Abr, 2020

EL ROCK NOS HARÁ CAMBIAR es el nombre de su disco lanzado en 2019 y también su premisa con la que buscan despertar conciencias.

Líbranos del Mal (LDM) Banda de Rock alternativo creada a inicios del 2018 en Talca, se caracteriza por sus influencias del rock de los 90 e inicios del 2000, y  una  mezcla de rock, indie y grunge, géneros con sonidos orgánicos, crudos y potentes.

Sus letras hablan de conspiración global, la revolución del pensamiento, de astro-física, de vida extraterrestre,  ideologías religiosas y la idea de un fin del mundo simbólico. Sus presentaciones son potentes viajes al inframundo que buscan  hacerlos renacer.

Está integrada por David Zamora en voz y segunda guitarra; Ismael Zamora en la primera guitarrista y coros; Pato Henríquez en el bajo y Asiel Rojas en batería.

Antes de que se produjera la pandemia y días antes del estallido social, la banda tocó en vivo para NANO Sesiones. Allí hicieron una crítica social, reflexionaron sobre  la ineptitud y falta de empatía de nuestros gobernantes y de la corrupción.  Lo anticiparon y no se equivocaron. Algo estaba por venir.

Conversamos con David Zamora, vocalista de LDM quien nos adelantó que se vienen temas apocalípticos.

      – ¿Cuáles son los males de los que nos tenemos que librar?

La envidia, el orgullo, la soberbia, el egoísmo. El ego, que es la primera fase del egoísmo.

     – ¿Cómo se les ocurre el nombre líbranos del mal?

El nombre se nos ocurrió porque queremos librar del mal con nuestro recurso que es la música. Queremos que la gente despierte, se dé cuenta de lo que pasa a su alrededor. Actualmente hay gente dormida, que no percibe lo que pasa, que le ponen el dick en el ojo. Los jubilados que reciben pensiones indignas,  se violan los derechos humanos. Hay un movimiento social que está muy disconforme de cómo es el sistema, de cómo está hecho,  entonces nosotros tratamos  de confrontar eso.

Siempre hemos tenido como prioridad no tan solo hacer música sino que esta tuviera un fin. Porque el artista no solo debe hacer algo bueno, sino que debe darle un objetivo.

Lo que queremos es que despierten, que se cuestionen. En nuestras letras  abordamos temas filosóficos que tienen que ver con la revolución del pensamiento. Nuestras presentaciones son un viaje, en donde los hacemos pasar por distintas etapas. La primera es la de la  consciencia, el mirarnos dónde estamos, quiénes somos. Luego bajan hacia el inframundo, de ahí  a renacer como el ave fénix, y al final lo damos todo y terminamos en lo alto renaciendo. Tiene que haber un apocalipsis.

– ¿Por qué en una época se cambiaron a nombres artísticos como: Ghost, Yhisus, Demian y Santo?

Nuestro bajista es el salvador y tiene algo de Yisus, y por eso le pusimos así. Ismael a Demian porque es oscuro. Ghost era la figura del batero fantasma, porque no lográbamos tener uno fijo y el 5 calzó perfecto.  A todo esto un  saludo para el baterista, ¡un metrómano humano! (con voz de un saludo en la radio).

Y el vocalista Santo, por es el lado bueno de la banda.  Pero ya terminó esa etapa, duró como 1 mes o 2 a lo mucho. Ponernos nombres artísticos fue un juego, pero en lo absoluto tiene algo que ver con la religión, secta o congregación.

Igual nuestras letras tienen harto que ver con las religiones, tratamos temas filosóficos, de cuestionarse las cosas, de hacerse la pregunta: ¿Jesús murió por nuestros pecados?, ¿Fue así o no?.

-El disco El rock nos hará cambiar salió hace muy poco, ¿Cómo fue el proceso de creación?

Nació por interés de todos y comenzó con el reencuentro entre Ismael y Pato, quienes en la época de los 90 se juntaban a tocar temas de Nirvana, y sacaron algunos temas propios. Luego cuando se vuelven a juntar en el 2018, escuchan esos temas y se dan cuenta de que tienen potencial, que estaban súper buenos y que había que sacarlos a la luz.  Éstos eran: Te veo mal, Mal mental y Ser como tú. Luego ya juntos como agrupación vino la creación de los nuevos temas.

Es Ismael quien invita a su hermano David a sumarse a la banda y se haga cargo de la voz. “Mira el otro día nos juntamos a tocar con el Pato y quedó filete, qué tal si lo lanzamos y te invitamos a tocar”, cuenta David que le dijo su hermano.

La idea siempre es impactar, en cuanto al LP lo hicimos para darnos a conocer y mostrar que nos conformamos como banda y que la gente nos conozcan.

  -¿Cómo son sus presentaciones en vivo?

Cuando nos presentamos en vivo lo damos todo. Si hay 3 personas por lo menos va a ver uno llevando el ritmos y viviendo lo que estamos haciendo. Sabemos que una presentación no es solo ir a tocar bonito, y no equivocarse, sino que el artista tiene que parar pelos. Tiene que transmitir emociones y éstas deben  ser percibidas por el público, cuando se produce ese feedback hay catarsis. Cuando uno se baja y el público saluda ahí se siente que uno va por una buena senda. Independiente que hayan cosas que no salgan como uno quiere, como esta cuarentena, hay que saber reformular el horizonte, tratar de enfocar hacia donde ir y seguir los sueños.

 – ¿En qué se inspiran para sembrar la maldad?

No, no sembramos la maldad.  Tratamos de iluminar, prender la ampolleta. Sin maldad también no nos damos cuenta del bien, a veces es necesario, pero sin perjuicio de eso todo es mejorable. Lo que buscamos es reventar cerebros para abrirles el corazón. A veces es necesario dejar de pensar para volver a sentir, por eso nuestras presentaciones buscan sentir.

 -¿Por qué el rock nos hará cambiar?

Porque el rock es una herramienta -dentro de muchas- así como lo es el teatro, los actos circenses. El rock es una inspiración para los miembros de la banda y ese sonido distorsionado.  Cuando se distorsiona la guitarra y pasamos de la calma a la ira, también con el mosh, eso es maravilloso, ahí es donde se vota toda la ira, su descontento lo hacen bailando, de manera contenida. Se ve como si se estuvieran pagando pero no es así, están todos pasándola bacán.

-¿Qué se viene para ese año como banda?

Tenemos proyectado para este año incorporarnos a la SCD como primera cosa. Ninguno de nosotros estudió música, somos todos autodidactas, lo único que hemos cultivado es el oído. Por lo que es importante para nosotros poder “formalizarnos” como  músicos. Tenemos pensado volver al circuito a las tocatas en vivo, actualizar nuestro booking, al igual que las redes sociales.  Por ahora seguir compartiendo con el público por ahí.

Y queremos sacar un videoclip de alguna canción y unos tres temas que no hemos grabado.  Pensamos que puede ser del tema Buscando amor, una balada preciosa, directo a la vena con un cuchillo bien afilado. Apariencia también puede ser, más rápida, muy entretenida, harto redoble. O Nuevo orden mundial, uno de los últimos temas que compusimos, y que  ha pegado bastante, y  que dice relación con la contingencia mundial.

Y a fin de año votar apruebo.

– Qué plan tienen para enfrentar estos tiempos de confinamiento?

Ya hemos tocado dos veces. La primera vez  fue por la cuenta de líbranos del mal_ oficial hace dos semanas.  Y después para Mi casa tu casa, que es un escenario virtual y que se dedican a difundir la música con transmisiones  desde su casa, para mantenerse fluyendo.

Nosotros queremos estar, mantenernos y tocar, pero estos son tiempos más introspectivos de la banda, buscando hacer cosas externas a las que hacíamos normalmente.

Esto no se detiene, aprovechamos este tiempo para crear, aunque siempre estamos en esos procesos, no se pierde el tiempo. Dejar de tocar en vivo no significa detenerse. Por lo que no vamos a retomar, porque nunca paramos. Estos tiempos son muy difíciles, el mantenerse en cuarentena,  las nuevas actividades que implican al compartir. Hay que tratar de saberlo llevar. Estamos siempre conectados con el público. Publicando fotos, videos, aquí estamos.

-¿Extrañan tocar?

Estamos chatos, queremos puro ensayar, nos echamos de menos. Somos una familia, pasábamos juntos varias veces en la semana. Hemos creado lazos.

 

Líbranos del mal está en spotify y en sus redes sociales de instagram como @libranosdelmal_oficial y en facebook como LDM (Líbranos del Mal).

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *