Literatura: El Amor Neuronal de la Linarense Marisus Araparra

Entrevista  · 25 Mar, 2020

Evento artístico, ahí está María Jesús, con  ilusión y alegría -siempre-. Así la conocimos -normalmente junto a su hermano- otro lindo también  y full motivado por aportar a la escena cultural local.  María Jesús a sus 20 años, estudia psicología en un eterno segundo semestre (primero por el estallido y ahora claro, por el virus), y hace algunas semanas lanzó su libro de poemas Amor Neuronal de Bosqueadentro Ediciones.  En él incluye algunas de sus ilustraciones y escritos que van desde los 14 años. Quisimos saber un poco más de ella, su relación con el apellido Parra y su faceta como artista disponiendo su cuerpo como lienzo de cuerpos pintados.

Amor neuronal

Marisus se dio cuenta que era escritora hace tan solo algunos meses, llevaba años escribiendo, pero no fue hasta una conversación en torno a su revista KIÑE, cuando su compañero también artista “sapiens sapiens” (ilustrador de la portada del libro) le ayudó a entender de que sí, lo era. Y desde ahí comenzó el camino para buscar la editorial y publicar su libro.

“La idea surge en el liceo, en la media me gustaba leer,  también escribir, siempre con ese sueño de sacar un libro,  de hecho tenía todo decidido; si algún día me embarazaba aprovecharía ese tiempo para crear uno. Y ahí siempre presente la idea. Hubo una época en la media en donde me sentaba a escribir  en Word pad lo que saliera, luego el proceso de creación venía desde otros lugares… más desde las emociones”.

Cuéntanos cuándo y cómo sale a la luz…

El 2 de febrero – día de mi cumpleaños- fue lanzado en Caritas. Representa un cierre de la adolescencia. El “fin”de un ciclo, porque el libro presenta 4 partes que tienen que ver con este período: quién soy, tormenta, el amor y el redescubrimiento. Estos son ciclos eternos así como la noria. Para intentar así adentrarme a esta nueva época, porque claro, el proceso no es de la noche a la mañana.

Ese día invité a mi familia, los que ya son muchos y muy apañadores, por lo que la convocatoria abierta fue un poco más discreta porque sabía que se llenaría. La idea fue hacer una jornada artística, no que todo fuera centrado en mí, sino que fuera un momento donde fluyera el arte, entonces participó Sapiens Sapiens con su música, Morir Luchando, Be.alien, el Jose (su hermano) tocó violín también, algunos familiares cantaron y  hubo una exposición con fotografías de mi hermano y algunas ilustraciones mías. Quise incluir también textos que han llegado a la revista, de hecho ese día lanzamos la 4 edición.

¿De qué va Amor Neuronal?

Son poemas que escribí entre el 2014 al 2019, osea justo desde los 14 a 19 años y que luego organicé por temáticas. Me inspiré en Milk and Honey de Rupi Kaur, allí ella divide su libro en tres partes, entonces al momento de pensar el mío no quise lanzar los poemas al lote, sino que tuvieran un sentido.  Hay algunos poemas largos y otros cortos.

¿Y cómo se configuró ese proceso creativo en esos años?

Tenía ganas de escribir y lo lanzaba producto de la emoción. Al principio como tenía el WordPad era sentarme a escribir, pero luego tenía que ver con desahogarme.

Un día me preguntaron que tipo de poesía hacía, que cuál era mi estilo, y la verdad sólo escribo no tengo un estilo definido. Ni una estructura.

Pero ¿Cómo llegas al verso?

Hay algunos textos en prosa, pero para mí es más fácil el verso, como que uno termina una idea y puede seguir con otra… se parece más a los pensamientos.

Las creaciones son como los hijos, apenas tienes uno ya están preguntando por el hermanit@, así que ahora que ya lanzaste tu libro ¿estás en  un nuevo proceso creativo?

Unas semanas antes de publicar Amor Neuronal, hablando con una amiga se me ocurrió la idea para sacar otro libro. Ya estoy pensando en él y tengo algunos nombres. Tengo poemas ya escritos y lo que vaya saliendo de aquí en adelante.

Hace unos meses comencé a jugar con otras estructuras,  como el haikú (tipo de poesía japonesa) y las décimas. Me llama la atención la antipoesía también. Ahí jugando y aprendiendo nuevas formas.

Me llama la atención tu motivación ¿Qué estás haciendo hoy en día?

Estoy terminando el 2 semestre del 2019 jajaj. Estoy en un proceso que no me defino, ya que estamos en un proceso de continuo cambio. Uno actúa de cierta mañanera y va cambiando con los momentos, los contextos… Estoy intentando desestructurarme para fluir de mejor forma, no todo tiene que ser de la misma manera. Una vez tuve una discusión por el mate, porque le di 2 sorbos solamente y me dijeron que así no se tomaba, que debía tomármelo todo y después pasarlo… y ¿por qué tiene que ser así siempre? le dije y finalicé con un: deconstrúyete!!! Jejejej.

También hago la Revista KIÑE, idea que  surgió con mi compañero como una forma para compartir nuestros escritos y darle el espacio a otros también.

Todo autogestionado me imagino…

Sí, entre los 2 hacemos todo, incluída las redes sociales, ahí estamos buscando nuevas formas, jugando igual, para ir curioseando otros métodos y otros formatos… pienso que uno debe aprender de todo, como la estructura del sistema nos tiene muy disfuncionales. Me gusta participar en hartas cosas, culturales, artísticas, me gustan los conciertos, me gusta el Festival FELINA y actualmente mi tiempo lo dedico a la U y la revista. No solo escribo también dibujo, tengo un  ig que se llama útera neuronal menstruante y ahí subo ilustraciones y poemas.

Relacionadas con el feminismo?.. lo pregunto por el nombre.

En  realidad es lo que sale… En algún momento cambié mi nombre de ig a algo que algo así como útera menstruante, queriendo  anunciar que estaba en mi periodo jiji y después me gustó el nombre y me creé una cuenta para publicar cosas. Ah también entre las cosas que hago, es que presto mi cuerpo para hacer cuerpos pintados. De hecho con el Jose (su hermano)  hicimos un video que muestra el proceso de pintura y lo mostramos para el lanzamiento del libro.

Y de dónde viene toda esa inspiración?

Yo siento que la sangre tira, que no es algo que hayamos confirmado, pero yo sé que hay un árbol genealógico en donde se supone que somos familiares de la Violeta Parra, entonces yo siento que la sangre tira. Quiero aprender a bordar, a coser, probar otras formas artísticas como lo hizo la Violeta en su momento. Le tengo un gran cariño a ella –demasiado-, de echo me encanta ese mural que hicieron las artesanas de rari con crin en el Museo, lo amo!, hasta la guitarra me llama, también porque el arte sirve para liberarse, para fluir y para canalizar emociones.

Mi hermano comenzó a tocar violín a los 13 años, cuando comenzó la Orquesta Municipal de Linares, entonces eso también  tiene que haber influido.  Recuerdo haber visto a mi papá pintar cuando era chica; no es algo a lo que se dedicara, pero es bueno para eso. También le gusta sacar fotos y ahora está sacando páginas web. También escribe, porque mi familia está ligada a lo pastoral, entonces redacta guiones y textos para sus fotos.

Hace un rato dijiste que la Violeta era una figura potente en tu vida… ¿Quiénes más te inspiran?

De momento solo la Violeta, está esa conexión con ella.

¿Pero hubo algo que te marcara para comenzar estos caminos?

Esto fue de a poquito, entrando a la adolescencia fui parte de la directiva como delegada pastoral hasta 4 medio. Ahí fui descubriendo mis gustos, primero me comenzó a gustar el animé, después me pegué con los libros. Y de repente como a eso de los 16 y los 17 comencé a participar en FELINA, fue uno de esos primeros momentos, me gustó y comencé  a ir a todas las funciones. Recuerdo también que cuando cumplí 17 se cumplió el centenario de la violeta y hubo un montón de actividades, vino hasta Violeta la Séptima, y yo fui a verla. Era una de mis últimas semanas de 4 medio en la que estábamos full pruebas, y yo yendo a ver actividades, tenía que aprovechar esas instancias, como que en la Universidad ha sido lo mismo (Ríe).

¿Y tus papás qué dicen?, estarán chochos me imagino.

Sí, están emocionados, aunque igual siempre están sus ganas de gestionarlo todo, soy la mujer con dos hermanos, entonces les nace querer estar metidos en mis cosas.

En las películas salen los escritores firmando sus libros y poniéndoles frases como: “con amor”, ¿tú ya lo has hecho?

Sí, en el lanzamientos los firmé todos. Igual al principio no sabía qué poner, porque a cada persona le pongo algo diferente. Es muy emocionante.

 


Amor Neuronal está en Librería Árbol y Color  y también por Instagram si lo solicitan a @uteraneuronalmenstruante. En la biblioteca hay dos copias, y en el Museo una. Próximamente estará en la Casa de la Cultura.

 

 

 

 

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *