Revista Endémica

Destacados

¿Te imaginas un mundo en plasticina? Fernanda, artista maulina ha creado uno

Por Claudia Araya

Fernanda González Vásquez es Fernanda Plasticina. Artista talquina, quien desde pequeña se fascinó por este material moldeable y de múltiples colores y su amor solo ha ido creciendo. De niña hacía figuritas y maquetas, pero no sería hasta que entró a estudiar arte que se dió cuenta que también podía pintar y ahí su mundo cambió. Sus obras han llegado al extranjero.

El 13 de Febrero se celebró el día internacional de la plastilina en honor al nacimiento de William Harbutt, uno de sus mayores precursores quien aportó con el color y con transmitir la pasión sobre ella. Se dice que fue uno de sus creadores, pero en realidad este invento ya estaba patentado por una mujer alemana varios años antes. Festejar este día, fue una idea eso sí de un mexicano, quien realiza eventos en torno a este arte. Este año Fernanda participó de manera virtual con una obra en stop motion. Conversamos con ella para que nos contara cómo es su mundo creado con este material.

¿Cómo y cuándo comienza tu amor por crear en plasticina? 
Desde niña que me gusta experimentar con este material. La universidad me dio la oportunidad de experimentar con otros materiales, pero me quedé con la plasticina.  Comencé retratando animales, y luego, desde el 2016 al 2020 tuve una tienda en Valparaíso que me llevó a crear múltiples opciones en torno a ese paisaje porteño.  Hice merchandising,  bolsos, poleras con mis obras pensando en los turistas, aunque igual seguía creando para mí en otros estilos. Con la pandemia debí cerrar la tienda y fue cuando me metí al mundo del stop motion y ahí cambió mi perspectiva.  Nunca había hecho videos y con ellos potencié la idea de enseñar y motivar a lxs niñxs.

Antes ya había hecho talleres para explicar cómo pintar con plasticina, pero con los videos esta enseñanza cobra otro sentido. “La plasticina es un material súper maleable y accesible a lxs niñxs. Con ella se puede experimentar y los niños pueden inventar, viva la plasticina”, manifiesta entre risas, aunque para ella esto vaya muy en serio.

Fernanda no es la única que desarrolla este arte en el mundo, de echo cuenta que cuando empezó a pintar descubrió que hay mucha gente en el mundo que lo hace, hay todo un movimiento respecto a este material,  en estos más de 120 años de existencia.

“Fernanda Plasticina” estudió Licenciatura en Artes en la Universidad de Playa Ancha y se presenta como artista visual, pero sabe -y espera- que con su pseudónimo quede claro para dónde va con su arte.  También entiende que con este material las posibilidades son infinitas y traspasan cualquier definición.

¿Qué cosas te gusta crear?

“Generalmente hago retratos de personas, animales, paisajes y stop motion a pedido, pero me gusta pintar de todo y todo me inspira… en cuanto a mis procesos creativos Intento desarrollar de inmediato mis ideas para que no se vayan lejos”.

Al principio fue trabajándola de manera escultórica, hasta descubrir la parte pictórica.  “Tú puedes agregarle texturas y eso me gusta mucho.  Para crear yo uso mis manos, una espátula, y herramientas que puedan darle texturas a lo que estoy haciendo. Me gusta hacer lulitos y darle relieve”.

¿Qué te gustaría lograr con tu arte?

-Me gustaría seguir desarrollando paisajes en stop motion. Visitar muchos lugares del mundo y recrearlos con plasticina.

¿Cuáles son los obstáculos que ves al crear con este material?

-El principal tiene que ver con el calor y a largo plazo, mirándolo de manera futurista, creo que el calentamiento global puede ser un gran problema, porque la plasticina a los 50 grados comienza a derretirse.  De echo cuando vendo una obras les digo que tengan cuidado con el calor, aunque yo tengo cuadros desde hace 15 años que están en muy buenas condiciones.

Fernanda ha participado en varias exposiciones colectivas en Valparaíso principalmente y en Talca en la Casa del arte (2015) realizó una de manera personal y luego vendrían otras en conjunto. También lo ha mostrado su arte en Holanda, en un lugar que se llama Casa Migrante y en España.

Sus obras se han vendido e Australia, China, Islandia, USA y Brasil y espera llegar a todo el mundo.

Si quieres conocer más de ella te invitamos a su galería virtual “El color de la plasticina” disponible AQUÍ. 

Comparte:

Twitter · Facebook · Link